Administración concursal

En Auditest también estamos especializados en materia concursal, asistencia forense y pericial. Adoptamos el papel de administradores concursales cuando somos nombrados a tal efecto por los jueces de lo mercantil. Asimismo, asesoramos a las empresas afectadas por situaciones de concurso de acreedores en el diagnóstico de la conveniencia y/o necesidad del concurso, en la evaluación de riesgos, en la preparación del concurso, en la preparación documental de la solicitud del concurso, en el asesoramiento en la fase común, en la preparación y defensa de propuestas de convenio y en la fase de convenio o liquidación. Actuamos como peritos judiciales o en cortes de arbitraje cuando somos nombrados a tal efecto por los jueces, árbitros o a petición de cualquiera de las partes en litigio.

 

¿Qué es un administrador concursal?

Según lo que establece el art. 27.1, LC, con carácter general, la administración concursal estará integrada por un único miembro, que deberá reunir alguna de las siguientes condiciones:

  • Ser abogado en ejercicio con cinco años de experiencia profesional efectiva en el ejercicio de la abogacía, que hubiera acreditado formación especializada en Derecho Concursal.
  • Ser economista, titulado mercantil o auditor de cuentas con cinco años de experiencia profesional, con especialización demostrable en el ámbito concursal.

El administrador concursal tiene un perfil compuesto de varias facetas. La ley le encomienda misiones que contribuyen a buscar un equilibrio entre los intereses de las diversas partes, de acuerdo con las propias prescripciones de la ley. Esa es una tarea en la que participa junto al juez del concurso.

El administrador concursal tiene también un perfil técnico contable y de gestión. El administrador concursal ha de comprender las interioridades del funcionamiento de la empresa en situación de concurso.

El  administrador concursal ha de saber controlar y supervisar, particularmente al deudor en situación de intervención. Ha de saber comunicar, elaborar y comprender muchos tipos de documentos. Particular importancia tiene el conocimiento de la contabilidad.

Y, sobre todo, ha de ser capaz de tomar decisiones en diversas fases del concurso. En unos casos son decisiones meramente valorativas, en otros se trata de gestionar la vida de la empresa y en otros casos son decisiones con especial trascendencia jurídica.

Por lo tanto, ha de ser un profesional con especiales cualidades de gestión, comunicación  y amplios conocimientos jurídicos y contables.

 

¿Cuál es la misión de los administradores concursales?

La misión de los administradores concursales es compleja y está compuesta de diversas funciones que la propia ley concursal, en su artículo 33, divide en diversas categorías:

a)     funciones de carácter procesal

b)     funciones propias del deudor o de sus órganos de administración

c)     funciones en materia laboral

d)     funciones relativas a los derechos de los acreedores

e)     funciones de informe y evaluación

f)      funciones de realización de valor y liquidación

g)     funciones de secretaria

Además pueden tener cualquier otra función atribuida por la ley.

 

Nombramiento y aceptación de la administración concursal

El nombramiento de los profesionales que hayan de integrar la administración concursal, es decir, el auditor de cuentas, economista, titulado mercantil y abogado, se efectúa entre quienes reuniendo las condiciones legales, hayan manifestado su disponibilidad para el desempeño de tal función al Registro Oficial de Auditores de Cuentas o al correspondiente Colegio Profesional, en el caso de los profesionales cuya colegiación resulte obligatoria.

Para ello, el Registro Oficial de Auditores de Cuentas (ROAC) y los colegios de abogados, economistas y titulados mercantiles, deben presentar en el Decanato de los Juzgados competentes, en el mes de diciembre de cada año y para su utilización desde el primer día del año siguiente, unos listados de las personas disponibles.

También se recoge la posibilidad de nombrar a expertos independientes, nombrados por el juez a petición de la administración concursal.

 

Los trabajos más habituales que realizamos en el ámbito forense son:

  • Valoración de daños económicos e indemnizaciones.
  • Valoración de activos (materiales o financieros).
  • Cuantificación económica de obligaciones contractuales.
  • Certificación de hechos contables.
  • Revisión de estados financieros.