El transporte Español pierde su identidad

El Estudio sobre transporte internacional de mercancías por carretera, que anualmente elabora el Ministerio Fomento, ofrece datos alarmantes sobre crecimiento de la actividad que realizan las empresas transportistas residenciadas en países del Este de Europa en el mercado español de transporte por carretera.

 

Los datos correspondientes al ejercicio 2017 muestran que las importaciones de mercancías por carretera hacia España, las flotas procedentes de Bulgaria, Rumanía y Lituania transportan ya un 14% del total, siendo especialmente significativo el crecimiento experimentado por las empresas rumanas en 2017, en concreto un 15% respecto del año anterior, teniendo en cuenta que en 2016 su crecimiento ya había sido del 53% en relación a 2015.

En lo que se refiere a las exportaciones españolas, las flotas de estos tres países del Este controlan un 11% del total de mercancías transportadas, destacando los crecimientos experimentados en el último año por las empresas lituanas, un 20% respecto del año anterior.
Desde Fenadismer destacan que resulta “muy llamativo” que pese a que el origen de las mercancías con destino a España “no son precisamente los países del Este de Europa”, las flotas de transporte domiciliadas en dichos países transportan “de forma desproporcionada” las mercancías importadas a nuestro país y también las exportaciones. “Se trata de empresas deslocalizadas a los únicos efectos de obtener menores costes fiscales y laborales, pero sin ninguna actividad real en dichos países”.

Fuerte presencia nacional
Además de ganar protagonismo en el transporte internacional, las flotas procedentes de dichos países han aumentado su actividad en el transporte interior dentro de España. Los responsables de Fenadismer destacan que la actividad de las flotas domiciliadas en Bulgaria ha crecido un 340% sólo en el último año, lo que le ha  permitido escalar hasta la 3ª posición en el ranking de empresas extranjeras que operan en España. En 2ª posición se mantienen las flotas rumanas con un crecimiento del 25% respecto del año anterior, y asimismo es destacable el crecimiento de las flotas lituanas en el transporte nacional es España, en concreto un 60%. En todo caso, cabe recordar que las flotas de transporte tanto rumanas como búlgaras y lituanas tenían prohibido realizar cabotaje en España y el resto de países de la UE hasta 2010, conforme al acuerdo de adhesión suscrito en su día por dichos países por lo que Los responsables de Fenadismer destacan que es especialmente preocupante el crecimiento de dichas flotas en el transporte interior en España “con un incremento en el último año del 340% de las empresas búlgaras, del 60% de las lituanas y del 25% de las rumanas”.

Para evitar esta situación de competencia desleal, insisten en la necesidad de realizar las modificaciones legislativas necesarias para realizar “un control prioritario y exhaustivo de las empresas extranjeras que operan en España, de modo similar a como han llevado a cabo los países de nuestro entorno”.

Artículo escrito por: trasnporte3.com

Deje su comentario

957 498 569